Sintetizar para comunicar mejor

Hallar la esencia de un escrito resulta sencillo en algunas ocasiones. En otras, no tanto. Esta dificultad depende de la cantidad de información secundaria y de tercer orden que se incluya en el texto. También depende de la estructura del texto: ¿tiene muchos incisos? ¿Va directo al grano o es un redactor vago, impreciso? ¿Las oraciones tienen estructuras comprensibles o complicadas? ¿El autor tiende a repetir la información en varios puntos del texto? ¿Explica más de una vez cada concepto o situación? Todas estas consideraciones y varias más representan factores que pueden dificultar la síntesis de un texto.

 

Por esto resulta necesario desarrollar habilidades que permitan reestructurar las ideas organizándolas en jerarquías adecuadas que establezcan un orden fácil de seguir.

Para realizar publicaciones en nombre de la empresa hay que dominar el tema. Correcto. Pero también debes conocerte como redactor: ¿cuáles son tus muletillas? ¿Te extiendes más de lo necesario en tus explicaciones? ¿Le das demasiadas vueltas a lo importante? ¿Usas más palabras de las que necesitas? ¿Tus encabezados representan una intención o son fieles al tema del texto?

 

Si eres sincero al responder, habrás comenzado tu acercamiento a un eficiente desarrollo de tu capacidad de síntesis. Estos son los primeros pasos: luego vendrá la jerarquización. Es decir, saber distinguir los grados de importancia de la información. Mientras tanto, hay mucho que practicar.

 

 

#sintesis #redaccion  #comunicacionescrita #ortografiayredaccion